martes, 30 de mayo de 2017

El dilema de las Redes Sociales ¿son realmente efectivas?



No sé ustedes pero yo detesto ver a la gente caminar por la calle con la nariz en el móvil porque van más atentos al mensajito y no al carro que se los puede levantar al cruzar la calle. Una vez que esperaba a una persona en un centro comercial me decepcionó ver que al menos el 97% de todos los que estaban sentados en ese momento estaban atentos al celular sin dejar de teclear, era como estar rodeada de robots, gente que se activa con el “plin” del tono de mensaje entrante para contestar de inmediato y de manera mecánica, el resto 3% estábamos leyendo algo, yo un libro, otros revistas y periódicos y otros con los ojos cerrados y los audífonos puestos y tal vez dos o tres más disfrutando de un rico ice cream.
Es el colmo ver la dependencia de la gente con Facebook, Instagram y el Whatsapp (este último no sé por qué es el que más mal me cae) Yo no le doy mi tiempo completo a este tipo de redes, de hecho creo que a ninguna, el internet para mí tiene otros usos que no se limitan a esto, ni siquiera paso pendiente de celular, a veces, no paso pendiente de mensajes ni llamadas a menos que me resulten importantes pero a mí me da igual tener o no móvil, el mundo no se me cae por eso, hay cosas más importantes. Tener una vida normal por ejemplo.
Pero como es una era digital hay que aguantarse. Muchas personas que tienen sus negocios propios se valen de las mejores herramientas para darse publicidad y esto se supone (a modo de comodín) que el uso de las redes sociales son una buena opción. La pregunta es ¿cuál es la mejor? Creo que todas son buenas depende del uso que cada individuo le dé (o depende de su nombre y prestigio) aunque como se ha dicho no siempre calidad y cantidad van de la mano, la cantidad no significa calidad y eso está más que comprobado, al igual que un artículo dice del twitter que “tener muchos seguidores no significa que eres importante” (auch conste que no lo dije yo) mucho ruido y pocas nueces en otras palabras. Siempre me he preguntado ¿para qué tener miles de seguidores si ni siquiera al 1% le importa lo que publicas? ¿Seguir a una persona por simple curiosidad? Sobre este tema he leído artículos muy interesantes de varios escritores que dan su punto de vista, sobre si son efectivos o no y más que todo sobre la negatividad en las mismas. Como dice el gran S. King en su “Milla Verde” (lectura que he retomado) “(…) debía reservarme mis opiniones (…) pero un hombre no puede vivir mordiéndose la lengua”  y es la verdad, a veces uno se muerde la lengua pero definitivamente hay momentos en que ya no y uno está en su derecho de decir lo que piensa y hacer notar tu opinión. Los escritores podemos decir (a modo de ayuda para otros) cuales son las redes que nos han ayudado pero como no todo es miel en hojuelas también tenemos el derecho a decir cuáles no han sido de beneficio y aclaro que no es porque la red sea mala sino por las “personas” que las utilizan para propósitos malignos.
Hablaba una autora sobre la negatividad y abuso en las redes, otra sobre lo que le parece twitter y a su vez su mala experiencia en los grupos de fb, me gusta siempre leer artículos donde se cuentan experiencias personales para uno abrir más los ojos y evitarse (si se puede) más dolores de cabeza y aunque según un recién estudio indica que la red más “dañina” para la autoestima y la salud emocional es Instagram (por muchos factores que ya se pueden imaginar) quien le sigue en la lista es nada menos que Facebook y para continuar haré un resumen.
    
De todas las redes que mencionan las personas que leí la única que parece estar en lista negra es esta precisamente, Facebook. Creí que sólo yo lo pensaba o que sólo a mí me habían pasado ciertas cosas pero me alegra (en el buen término) no ser el único punto negro que puede sacar los trapos al sol, no soy la única que tiene ya un concepto. La red en sí no es mala, tampoco es que se le va a echar la culpa a Zuckerberg por su gran idea de crear una red “social” que ha tenido más puntos en contra que a favor, él solamente la creó, el uso que cada quien le dé no es ni su problema ni asunto de él así que vamos a excluirlo. Lo que siempre he dicho es que esta red de social no tiene nada, al contrario creo que aquí es donde se conocen a los supuestos amigos, a los infieles, a los hipócritas, a familiares metiches que lejos de ayudar estorban, al resentido social que ya porque ve un post tuyo piensa que esa pedrada es para él o por el contrario hasta quien se quiera suicidar porque se enteró de algo que no sabía, o porque nadie le dice nada, o porque lo eliminaron de los “amigos” y lo bloquearon. Yo podría dar una lista sobre la negatividad de esta red y lo que es capaz de hacer pero es solo una red más, quienes tienen la culpa es el mismo individuo y a quienes les has permitido estar entre contactos en esa red porque como dijo Cristo es más fácil ver la viga en el ojo de tu hermano que ver el pedazo de tronco que “tú” tienes en el tuyo. En su muro cada quien escribe lo que quiera y postea lo que quiera pues si para eso es, lo que sucede es que nunca falta quien se levantó con el pie izquierdo y de una simple gota termine haciendo una inundación y esa es una de las quejas, que veas en tu sección de noticias quejas de esto y aquello y lloriqueos de fulano y mengano o por el contrario hasta amenazas y un campo de batalla peor que las guerras históricas. (Ok creo que aquí exageré pero de que se bajan el canasto y se agarran de los chongos si se ve, eso no hay que negarlo)
FB tiene muchas herramientas, algo entretenido para quien quiera perder el tiempo en saber para qué sirve cada una y lo único que yo puedo rescatar son sus páginas puesto que se pueden enlazar a otra red y publicar desde allí sin que te tengas que meter al fb y amargarte el día. Otra de las quejas son los famosos “grupos” y para quienes nos dedicamos a la escritura es una buena opción para publicitarse, ¿pues qué más debemos hacer? Pero este sería un tema algo más extenso porque de todo hay en la viña del Señor y de todo hay que contar. Como dueño de la cuenta, o como administrador tú tienes en tu poder “estadísticas” que te dicen una cosa aún cuando “la actividad pasiva” demuestre otra a los ojos de los demás y yo soy una muestra de ello. Cuando publicas algo pueden pasar horas y horas y nada de likes, piensas que nadie te hace caso ¿para qué seguir publicando? Pero cuando entras a ver las estadísticas y el alcance de dicho post te sorprendes, así que aún cuando no ha sido compartido, ni tenga likes, mucha gente lo ha visto en su sección de noticias y aunque sean indiferentes lo ven aunque no lo reconozcan, sé que nadie está en la obligación de poner ese pulgar arriba o de comentar o de compartir y menos si es algo que no le gusta, pero si te sigue ¡es porque algo le gusta! ¿Entonces? Simplemente si no hay apoyo eso te demuestra entonces la clase de gente que dice seguirte y es por eso que en fb se han creado más enemistades que amistades (sin contar los pleitos en los que muchas veces se vuelve un simple comentario)

Con Twitter el asunto no es tan al extremo aunque se dice que ha sido utilizado para fomentar odio y guerras y no sé qué tantas cosas más, el pajarito también se puede poner pesado pero ojo no es la red ni quien la creó, sino las personas que utilizan sus cuentas para ese propósito de dimes y diretes (y debe exasperar eso de querer insultar sólo con 140 caracteres, de allí la cadena de nunca acabar) igual es que el que no te "re-tuiteen" o le den like a tu post no significa que eres invisible, es más a veces tienes más presencia al lado de los que son “retuitiados” porque como dijo una de estas personas, eso lo hacen los mismos, es el mismo círculo vicioso y muchas veces es dañino para la imagen de quien ya se cree “rock star” o popular, como repito lo que dijo el artículo que mencioné al principio, el que tengas muchos seguidores eso no te hace importante. Como dueño de tu cuenta puedes consultar las estadísticas e incluso recibir notificaciones de los “más destacados” estos emails Twitter los manda a diario o al menos cada dos días y aunque creas que nadie te haga caso es posible que te sorprendas y te preguntes ¿Cómo puede ser mi post un destacado? Simple, se ha visto, esto lo hace Twitter con el contenido que ha sido interesante y que ha sido específicamente seleccionado para mostrarlo, ellos toman en cuenta algunos factores más pero con que recibas un email de estos o que lo sepas por otra persona ya es una ganancia para que evites pensar que eres invisible, eres visto que no quieran hablarte es otra cosa, igual también en esta red puedes ver tus alcances.
Te invito a leer este artículo para  que veas un ejemplo de mi presencia en la red.

Si tienes Google + también puedes hacer tendencia, hasta hace unos meses se mostraban las vistas y esto no es lo mismo que seguidores, el número de seguidores siempre está ahí las vistas era otra cosa y al menos yo llegué a superar los ocho millones, lo que significaba que aproximadamente más de diez mil curiosos alrededor del mundo pasaban por mi perfil a DIARIO sin contar quienes se dan una cruzadita por mis blogs. En esta red también puedes compartir fotos y videos, dar ese + (igual al like) y comentar etiquetando o no a la persona, puedes tener el perfil público o privado y tenerlo tan activo como lo desees. En mi opinión es una red muy agradable y que merece algo más de dedicación aunque para tenerla necesitas obvio una cuenta en Gmail y gozar de todos los beneficios que ofrece Google incluyendo YouTube. 

Con Instagram como lo dije en un artículo para la revista es la red de vanidades, el “espejito, espejito” lo negativo de esta red es que hace a la gente más egocéntrica, alimenta más ese “yo y sólo yo” si se fijan lo atractivo de la red es que suban sólo fotos personales, que si presumes un carro nuevo, o un nuevo “look” o tu viaje por no sé dónde,  o tu foto con tu cantante favorito o que si antes pesabas 250 libras ahora por fin estás en la 150 y cosas por el estilo, puede ser algo alentador pero depende de la manera en la que lo hagas, si con el fin de hacerlo en buena onda o con el fin de que te envidien. Instagram y Facebook tienen algo en común y es hacer que la gente se acostumbre a los halagos y cuando les llueven críticas por X cosa eso ya no lo toleran, ¿para qué fregados comparten su vida personal pues? Desde el momento en el que te expones te atienes a las consecuencias es por eso que yo prefiero el hermetismo en todos los aspectos. Las redes no son malas, es sólo que hay que saber cómo usarlas porque recordemos que en el “espacio cibernético” anda de todo y las redes sociales son el punto clave sea para hacer bien o mal.

Si lo que en realidad buscas es “salud emocional” lo que los expertos aconsejan es que NO tengas redes sociales pero si tienes sangre de horchata entonces que nada te afecte pero si evita al menos el fb que más tardas en entrar feliz que salir decepcionado por tanta negatividad.

Como escritores y en esta carrera nos guste o no son necesarias pero por fortuna hay una excelente plataforma llamada “Hootsuite” que te permite enlazar (de manera gratuita) tres redes sociales para que desde allí las manejes sin tener que abrir las tres al mismo tiempo y perder el mismo entre post y post. ¿Qué más hacemos los escritores? Aunque muchos lectores sorprendentemente se quejen eso es a lo que nos limitamos,  a compartir de nuestros libros, nuestra música, nuestros blogs (en el caso de tenerlos) nuestras recomendaciones en lectura, interactuar con otros autores y lectores y de vez en cuando hablar de uno que otro tema ajeno como en mi caso películas en cartelera y otros a compartir de su vida privada. 

Si eres muy asiduo a las redes o en otras palabras duermes, desayunas, meriendas, almuerzas y cenas con ellas es mejor que te limites a postear ciertas cosas y no TODO lo que se te ocurra. Los principales errores que llevan a una destrucción personal son:
*Compartir fotos personales: tuyas, de tu casa, de tus bienes, de tu trabajo, de tu pareja o con tu pareja, de tus hijos y demás parientes, de eventos privados y familiares como bodas, cumpleaños y luna de miel, esto es un error pues le das a gente extraña toda la info de tu vida, recuerda que cuando alguien le da like a la foto, alguien ajeno a ti pero conocido de tu conocido la mira y esto pasa por muy privado que tengas tu perfil. No le des a gente extraña las llaves de tu vida para que te roben la paz.
*Nunca digas “voy para…” y te muestres subiéndote a tu carro y peor nunca muestres las placas del mismo, o muestres boletos de autobús o avión, tampoco digas “me hospedaré en…” con la gente mala nunca se sabe, muchos salen por las mañanas, dale gracias a Dios si también regresas por la tarde.
*No hables de política, equipos de fútbol o de religión: obvio no somos ajenos a lo que pasa en nuestros países, si eres aficionado a un deporte no hay problema o si formas parte de X iglesia tampoco pero una opinión no hará que las cosas cambien y echarle más leña al fuego será peor, además que de volvemos a lo mismo, nunca se sabe quién te esté observando y utilice lo que te gusta o no para sus propios fines, estarás en la mira de alguién sólo por un comentario que no sabes cómo lo vayan a tomar, no dejes que el ego de sentirte “amo de todo” luego te pase la factura de la peor manera volteándote la cabeza de la noche a la mañana, por desgracia a veces es difícil saber de dónde cae la pedrada.
Como consejo y siendo como escritores figuras públicas te recomiendo que te limites de este tipo de cosas. No se trata de que seas indiferente a las noticias de tu país, ni a la situación mundial, ni a lo que te rodea, pero no es recomendable al menos meterte en temas políticos o de fútbol o de religión como lo dije antes porque nunca sabes qué clase de gente te lee y te rodea sin que lo sepas, así que como escritor habla sólo de libros y de tus gustos personales a fines para así tal vez –de manera empática- socializar con alguien, es mejor como sea mostrar cosas positivas en un mundo tan caótico a echarle más leña al fuego porque por desgracia tu opinión no cambiará al mundo como dije y por la familia que tienes tampoco vas a dejar tus fuerzas y tu vida en algo o alguien que nunca lo va a agradecer, no quieras volverte mártir porque nada te volverá santo y a tu familia le sirves vivo.

Sea cual sea tu profesión y tu trabajo mantén lo que más te importa al margen de tu vida pública en las redes, por seguridad y por ti mismo NO COMPARTAS TODO que a poca gente le importa pero a muchas les puede ser de ventaja.

Y volviendo a la pregunta ¿son efectivas las redes sociales? Eso depende, al menos para tener presencia porque invisible no eres y siempre hay quien quiera saber de ti y de lo que publicas. Como escritores es la única opción hacerlo, no tanto para lograr vender sino para hacerte reconocer.
¿Eres adicto a las redes sociales? ¿Qué es lo que más te gusta compartir en ellas?  ¿De verdad te parecen efectivas?








http://itxabustillo.wixsite.com/itxabustillo

sábado, 13 de mayo de 2017

Como denunciar por infracción al DMCA


Aunque la labor de luchar contra la piratería es igual a nadar contra la corriente, a los autores todavía nos quedan algunos recursos para tratar de impedir que nuestras obras se sigan proliferando de manera copiosa por la red. 

Uno de ellos es denunciar las publicaciones por DMCA.

El DMCA, sigla de Digital Millennium Copyright Act, es una ley de derechos de autor de la era digital nacida en los Estados Unidos que implementa unos tratados de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y que sanciona la producción y distribución tecnológica de obras protegidas con derechos de autor. Es decir, si alguna persona considera que sus derechos de autor están siendo vulnerados por la producción y distribución ilegal a través de cualquier plataforma en Internet, puede invocar esta ley para que se tomen medidas al respecto.

Por supuesto, capturar y judicializar a los autores de las infracciones hacia el derecho de autor no es tarea sencilla, de allí que en Internet proliferen las páginas donde de manera “gratuita” se distribuyen obras con derechos de autor. Sin embargo, absolutamente todas las plataformas en internet están obligadas a atender denuncias por infracción al DMCA y a retirar la obra cuyo derecho se está transgrediendo.

Esta es una de las formas en las que se puede actuar en contra de la piratería: denunciar ante la plataforma en la que se aloja el archivo del libro. Aunque suene un poco complicado, no lo es tanto. Algunas páginas tienen un formulario en el que basta con escribir los datos de la obra original y el link de la descarga ilegal. Otras solicitan que se envíe un correo electrónico en la que se afirme de manera seria y honesta que somos los poseedores de los derechos de autor de la obra que se vulnera. El correo debe estar escrito en inglés, por supuesto, e invocando la ley y el derecho a hacer la reclamación.

Como esto puede sonar un poco complicado para algunas personas, a continuación reproduzco un formato que se puede utilizar a modo de plantilla y en el que reemplazando los términos señalados por los datos de nuestro libro y la dirección a denunciar, puede funcionar perfectamente como solicitud para denunciar por infracción al DMCA. 

--------------------------------------------------------------------------
Pursuant to 17 USC 512(c)(3)(A), this communication serves as a statement that: 
1. I am MI NOMBRE COMPLETO the exclusive rights holder and the duly authorized representative of the exclusive rights holder for book NOMBRE DEL LIBRO, ISBN ########### sold by NOMBRE DE LA PLATAFORMA DE VENTA LEGAL at LIKN DE LA VENTA LEGAL
2. These exclusive rights are being violated by material available upon your site at the following URL(s):  URL DEL LINK ILEGAL DE CARGA
3. I hereby state that I have a good faith belief that the disputed use of the copyrighted material is not authorized by the copyright owner, its agent, or the law (e.g., as a fair use).
4. Under penalty of perjury in a United States court of law, I hereby state that the information in this Notice is accurate and, under penalty of perjury, that I am the owner of the copyright or of an exclusive right under the copyright that is allegedly infringed.
5. I may be contacted by the following methods: physical address: DIRECCIÓN FISICA CON CIUDAD Y PAIS, telephone number ####TELEFONO, and email address CORREO ELECTRONICO
6. I hereby request that you remove or disable access to this material as it appears on your service in as expedient a fashion as possible. Thank you.
Regards,
FIRMA/ NOMBRE
----------------------------------------------------------------------------

He utilizado esto en reiteradas ocasiones y siempre he tenido respuesta efectiva. 

Espero que sea de ayuda para ustedes.



lunes, 1 de mayo de 2017

Máxima puntuación en libros ¿verdad o mentira?


Hablar del tema de estrellas puede ser como dar vueltas en círculos y si se trata del trabajo de un lector es el cuento de nunca acabar.
Y es que si hablamos del tema de estrellas y de verdad somos personas inteligentes o al menos en promedio esto puede hacernos dudar más que caer en la misma línea que dicho “fanatismo” ha creado en torno a algún título. Ver libros que sólo tienen puntaciones de 5 estrellas no siempre significa que “todos” los lectores que han calificado concuerdan en haber leído la maravilla del momento sino que en la mayoría de los casos “todos” esos lectores no son más que fans de dicho autor y harán lo que sea “incluso mentir y engañar” con tal de atraer a otros lectores para que lean dicha obra pero ay de aquel que no califique de la misma manera o alabe el libro porque como buitres son capaces de caerle a quien se atreva a decir lo contrario y dicha persona comenzará a ser víctima de bullying que será acosada en todas las redes hasta lograr —si es posible— que desaparezca de la faz de la red. 
Puede ser que más de alguno se moleste pero esto no es ningún invento.
Si señores, seamos honesto porque esto es la verdad, si eres asiduo de las redes te darás cuenta de lo que algunos fanáticos son capaces de hacer por sus autores sin darse cuenta que en vez de ayudar lo que hacen es poner en la mira a dicho autor. Fui testigo de un caso y para no quedarme yo con eso y que se creyera que era invento mío le pasé el pantallazo a mis colegas irreverentes y entre las tres comenzamos a comentar el asunto; una seguidora de cierta autora comentó abiertamente algo así “sólo dime para hacerle bullying literario en todas las redes” o sea esta persona le escribió a la autora comentándole no sé qué post publicado y de inmediato salta en defensa de ella “delatando” una de las más sonadas realidades que a quien le conviene lo niega y es el acoso a otro autor por parte de lectores fanáticos, si el autor “colega” participa de manera “indirecta” eso no lo absuelve porque es de su conocimiento y como dice un popular dicho “tan culpable es el que mata la vaca como el que le agarra la pata.” Bien no vengo hablar sobre el bullying pero si es algo que tiene que ver con el tema de las máximas puntuaciones porque hasta esto puede ser una gran mentira.
Seamos honestos como lectores, un libro calificado solamente con cinco estrellas es como para dudar hasta de la capacidad de quienes han leído y les digo un secreto; de esto hasta las editoriales se dan cuenta y no caen en la trampa porque eso es precisamente, una trampa para atrapar lectores pues lo primero que se piensa es que si el libro tiene sólo altas calificaciones y comentarios halagadores es porque debe ser buenísimo, señores esto no siempre es verdad, esto no significa que la mayoría concuerde en lo mismo y que no estén equivocados, esto significa que esos comentarios son de seguidores fieles al autor y aunque el libro esté mal, tanto en historia como en redacción y hasta tiempos verbales igual lo van a halagar por la sencilla razón de que no halagan al libro sino al autor. Haz la prueba, busca en amazon o en goodreads libros que tengan sólo 5 estrellas, pueden ser 10 o 20 o 50 o hasta 100 estrellas luego pregúntate ¿es esto verdad? La única manera de saberlo obvio es leyendo ¿pero y si no es así? ¿Si a mí no me parece? ¿Si para mí sólo vale 4 o 3 estrellas? Un libro calificado sólo con 5 estrellas da lugar a muchas dudas y hasta se llega el momento de mejor ya no hacerle caso porque se sabe que quienes han comentado son los fieles al autor y hasta lo mismo pasa cuando eres “best-seller” es el mismo círculo que lleva a un autor a ese lugar y no tanto por la obra sino por el nombre que ya tiene (y esto tampoco le importa a una editorial) los méritos con ellos parecen ser de otro tipo.
Como lectora tengo el derecho de comentar y calificar lo que leí pero parece que no siempre es obligación ya que la mayoría que leen no lo hacen, he conocido obras calificadas con 5 estrellas, algunas pueden decir la verdad otras sólo halagos que no dicen nada y una vez que leí no estoy de acuerdo con quienes han calificado así por lo tanto si mi opinión difiere con las demás o soy el punto negro o soy la única que dice la verdad y para esto hay que tener discernimiento, detente en los libros que tienen todo tipo de calificaciones ¿te das cuenta que son estos los que pueden decir la verdad? Uno lo alaba, otro ni fu ni fa y otro sencillamente lo destroza sacándole hasta las tripas, esto si mueve la curiosidad para leer. Miraba uno de estos libros alabados que poco les falta ponerlo en un altar e incluirlo a un santoral (y no es blasfemia) todo alabanzas (ojo, alabanzas de fans) viene entonces un “punto negro” a decir lo contrario y este punto negro después de decir lo obvia que eran esas calificaciones comienza a decir su verdad ¿Por qué lo hace? Porque esta persona si se detuvo a leer y expresó lo que le no le parecía y lo que sí. No le puso malas estrellas pero si dijo lo que pensaba y esa “verdad” vale mucho más que todas las alabanzas que ensalzan el libro y esto sucede con muchos, en la mayoría de los casos esas bajas estrellitas dicen la verdad pero en otras una persona inteligente se da cuenta de que el asunto ya es personal y ni su comentario tiene fundamento. (En caso de que comenten) Yo creo en esos comentarios que dicen: “he leído todos los libros de fulana pero este me parece el peor” o “soy seguidora de fulana pero con este libro no me atrapó” o “estoy pendiente de las publicaciones de fulana pero este es sin duda lo peor que ha escrito” estos si me parecen comentarios honestos de lectores que dan su opinión real y sincera pero no en esas alabanzas mentirosas que son mejores que perder la “estima” que el autor tiene de ti.
Este art fue hecho para la revista y aunque a algunos les moleste no van a negar que es la verdad, cada quien es libre de decidir cómo hacerlo lo importante es que sea honesto y reseñe su verdad.

 Sé que como autores no nos gustan los malos comentarios ni bajas calificaciones y menos cuando hay maldad de por medio y no el deseo de ayudar a mejorar pero un libro que tenga diversas impresiones es una lectura más segura que uno lleno de 5 estrellas porque con fans no hay credibilidad.
¿Eres honesto al momento de calificar y comentar o lo haces por fanatismo? ¿De verdad crees ser de ayuda para tu autor? No permitas que amenazas mengüen tu derecho a la expresión “escrita” en este caso, como lector tienes el derecho de calificar y comentar con honestidad según tu criterio y si eres víctima de bullying pues entonces denuncia pero no te calles que quien lo hace otorga. ¿Crees que las 5 estrellas dicen la verdad o son una mentira? ¿Te dejas llevar por eso? Espero que este artículo te haga reflexionar y lo tomes en cuenta al momento de calificar y comentar, todo sea por ser lectores de verdad.







sábado, 22 de abril de 2017

Smashwords VI: Crear plantilla para publicar en Smashwords



Ya hemos hablado de los errores que no debemos cometer con los libros en Smashwords para que podamos entrar efectivamente al catálogo premium. Bien, quizás una de las maneras más sencillas de evitar todos esos problemas (o la mayoría de ellos) es la creación de una plantilla bajo los parámetros exigidos por ellos, y en la que podamos editar nuestro libro para publicarlo en esta plataforma.

En este video les muestro de manera muy sencilla cómo se puede hacer. Yo llevo mucho tiempo haciéndolo de esa manera y nunca me han rechazado ningún libro de los catálogos premium.





sábado, 1 de abril de 2017

Smashwords V: Errores por los que no aceptan los libros en el catálogo premium


Uno de los principales comentarios que he recibido, cuando hablo con algunas personas acerca de Smashwords, es que no es fácil hacer que acepten tus libros en la plataforma premium para la distribución a otras tiendas fuera de Smashwords. Me dicen que les rechazan el manuscrito una y otra vez, y que no saben por qué (dado que las respuestas que dan ellos reiten a la guía de uso que está en inglés, idioma que no todos manejan muy bien).

Pues bien, después de estar más de 7 años con ellos, he aprendido por qué rechazan los manuscritos (a mí también me pasaba al comienzo, pero ya no). Así que en este video les cuento cuáles son esas razones para que no les pase.

Espero que sea de ayuda.




sábado, 18 de marzo de 2017

Amazon: ¿amigo o enemigo?

 


No es necesario extenderme en la definición sobre Amazon. Cualquier persona que se encuentra en el mundillo sabe perfectamente que Amazon es la tienda más grande del mundo. El pilar de su funcionamiento es el comercio electrónico, y por supuesto, nosotros los escritores, tanto los autopublicados como los de editorial, tenemos casi la obligación de estar allí, como quien dice, si no estás en Amazon, no eres nadie y no existes.

Para los escritores, en especial los autopublicados, Amazon se convierte en un punto de venta necesario. Si es la tienda más grande del mundo, tienes que estar ahí, porque eso de alguna manera garantiza el alcance de ventas para todos.

Hacia el año 2011, Amazon lanzó su plataforma para permitir que escritores no afiliados a ninguna editorial pudiéramos vender libros allí, a través de la autogestión de la edición y publicación de nuestros libros electrónicos. Para muchos de nosotros, esto significó una increíble bendición: por fin podíamos saltarnos por encima a las editoriales -las molestas editoriales- que tienen millones de exigencias a las cuales no es tan sencillo adaptarse. Todos saltamos de la alegría y los escritores autopublicados se multiplicaron por miles. La plataforma se vislumbraba como algo que tendría futuro y que sentaría la base de una nueva forma de ser escritor.

Amazon, actualmente, se nos muestra como un trampolín a la fama con montones de ventajas y cada día con nuevos elementos que son de indispensable ayuda para los autopublicados: no tienes que estar con editorial y tu manuscrito puede entrar directamente a la venta, la protección de tu texto a través del DRM, la publicidad que ellos realizan a través de correo electrónico, la posibilidad de que tus lectores evalúen tus escritos, la posibilidad de tener exclusividad con Amazon, la inclusión en un plan en el que puede ser leído por miles de personas a través del Kindle Unlimited, y para cerrar con broche de oro, un concurso en el que te lanzan a la fama si eres un buen escritor y hasta te mandan a publicar con una editorial.

Pero la pregunta realmente es: ¿todas esas “ventajas” realmente lo son? ¿Es Amazon un amigo que quiere apoyar y ayudar a todos los escritores, o simplemente se valen de las intenciones de los que quieren ser escritores para poder sacar un provecho ganar fama y dinero a costa de nosotros? ¿Es Amazon un amigo o un enemigo?



Como primera medida, nos presenta la ventaja de que el manuscrito puede ir directamente de mi computador a la plataforma. En menos de tres horas el manuscrito estará publicado, a la venta y disponible para cualquiera que tenga una computadora y una tarjeta de crédito. Eso nos suena al mismo cielo. O al mismo infierno. ¿Y quién controla la calidad? Para nadie es un secreto que un alto porcentaje de los textos que se distribuyen a través de Amazon no tienen la calidad mínima para ser publicables. Y no hablo de la estructura de la narración, o del argumento, o de las ideas que se implican dentro de los textos, hablo de cosas tan mínimas, pero a la vez tan importantes como la ortografía, la redacción, la coherencia estructural que son lo mínimo por lo cual debe responder cualquier texto en el que uno ponga cualquier tontería que le pase a uno por la cabeza. Montones de lectores se han quejado de que el dinero que pagan por algunas novelas (incluso por aquellas que no cuestan sino $0,99 USD) es dinero desperdiciado por la cantidad de inconsistencias, errores y falta de profesionalismo puesto en algunos libros (ojo, dije algunos, no todos, yo sé que hay textos muy bien escritos y muy bien publicados). A la larga esto se convierte en un arma de doble filo. Si le cuentas a alguien que autopublicas en Amazon, podría pensar que tu libro es de tan baja calidad como la mayoría de lo que se vende ahí. Este carácter de “vale todo” bajo la cual funciona la plataforma de Amazon sin ningún tipo de control implica que la calidad de lo que venden importa mucho menos que la posibilidad de vender. Esta tienda le importa una sola cosa vender.

En segundo lugar, tenemos la protección del texto publicado a través del DRM, un elemento de seguridad que le ponen al libro para que nadie pueda compartirlo fuera de su propio dispositivo de lectura y así evitar la distribución ilegal. Pura mentira. Tú puedes colocarle al texto todas las restricciones que quieras, existen diez mil programas en Internet que pueden eliminar dicha protección exponiendo tu texto a la piratería, como ya se ha hablado mucho de eso en este blog. Si de verdad a Amazon le interesaran los aspectos relacionados con la protección de los autores y de sus obras, idearían algo que realmente pusiera un alto al asunto de la piratería, sin embargo, no lo han hecho, y el asunto del DRM se convierte en una fachada como quien dice “sí protegemos tu libro, pero no tenemos la culpa si alguien contrarresta nuestras funciones para proteger tu libro”.

El tercer asunto sobre el que quiero llamar la atención es la aparente publicidad que realiza Amazon sobre los libros. Me parece curioso, en algunos grupos y foros, las autoras comentan felices que les llegó a su correo publicidad sobre las novelas que ellas venden en Amazon. Querida amiga autora, lamento mucho informarte que Amazon hace publicidad de tus novelas a ti misma, no a los demás. O ponte a pensar, ¿cuántas veces recibes publicidad sobre novelas de autoras que no son tú, que tú no lees, que no escriben sobre el mismo género tuyo o que tú no conoces? Digo sin temor a equivocarme que muy pocas veces o ninguna. A mí también me llega publicidad sobre mi novela y me llega publicidad sobre algunas novelas sobre las que he hecho clic es decir que no son libros desconocidos para mí. Con esto, Amazon nos da “contentillo” haciéndonos creer que hacen publicidad de nuestros escritos cuando nada está más lejos de la realidad. Ellos simulan hacer publicidad para hacerte pensar que en realidad te hacen publicidad con todos. No me extrañaría que alguno de estos días Amazon sacara algo así como un plan de marketing en el que tú como autora pagas una pequeña cantidad de dinero para que ellos se encarguen de difundir tu libro. Todo es un negocio en esta vida.

El siguiente punto sobre lo que quiero llamar la atención es sobre las infortunadas estrellas de Amazon en las cuales se “refleja” la “calidad” de nuestras novelas. No voy a entrar a hablar mucho sobre las dichosas estrellas porque ya mis dos compañeras de este blog lo han hecho en otros artículos, uno de ellos sobre todo lo que se esconde detrás de las estrellas de Amazon y otro post sobre el verdadero significado de las famosas tres estrellas. Te invito a leer ambos textos que son bastante interesantes. A lo que voy ahora es al poco control que tiene Amazon sobre las puntuaciones que dan los lectores. En primer lugar, no es necesario haber comprado el libro para puntuarlo, y eso me parece un terrible desacierto por parte de esta tienda. ¿Cómo es posible que se permita evaluar la calidad de algo que no se ha comprado? Me parece una completa falta de respeto hacia los autores. Si de verdad Amazon quisiera que la evaluación fuera honesta, la restringiría única y exclusivamente para las personas que han comprado la novela, no para cualquier persona que haya hecho cualquier compra (hasta de un destornillador). A ellos solamente les interesa que haya puntuaciones para poder jugar con los ranking y de esa manera vender libros. A ellos les interesa vender. En segundo lugar, existen “lectores” que sólo ponen una estrella en absolutamente todo lo que leen (o dicen leer). Es decir, lectores que están empeñados en desprestigiar los libros que vende Amazon. ¿Es posible que alguien deteste absolutamente todo lo que lee? Y si así es ¿por qué seguir comprando y seguir puntuando? Si yo veo que un lector compró cuatro libros y a los cuatro les puso una sola estrella y no vuelve a comprar, yo digo, está bien no le gustaron los libros. Pero si yo veo que un lector ha leído 80 libros y a los 80 libros los puntuó con una o dos estrellas, eso me tiene que dejar ver que la evaluación no es ni sincera ni honesta, y que hay algo más detrás de ella. Pero Amazon no se digna hacer ese tipo de controles, porque lo único que le interesa es vender.

Otro punto que me parece también una desventaja para los escritores, es la exclusividad a la cual se tienen que someter los libros si quieren algunos “beneficios” como estar en el Kindle Unlimited o si quieren que su libro entre para ser pagado por la cantidad de páginas que se leen. Una completa falta de respeto. Yo, como autora, tengo la potestad de decidir en qué plataformas pongo mis libros. Si bien es cierto que Amazon es la más conocida, también es cierto que no es la única, ni mucho menos la mejor. Existen otras tiendas que le brindan más beneficios a los autores y a los lectores. Por ejemplo, la plataforma Smashwords (la experta es Mary pero también tengo libros ahí y he podido ver las ventajas) tiene más beneficios: te paga mejor las regalías, te pone en montones de librerías conocidas como Kobo, iTunes, Scribd, OverDrive, y día a día sigue abriendo más convenios con otras librerías, tienes mayor control sobre el libro y su distribución, no te exige ninguna exclusividad para estar en sus planes de promociones y beneficios, y otras ventajas que son como el carnaval de Barranquilla “quien lo vive es quien lo goza”. Esa exclusividad que exige Amazon solamente corrobora sus ansias de establecerse en el mercado como los primeros, como los más vendidos, como los dueños del imperio, están pensando en su propio bolsillo y en su propio beneficio y no en el de los autores.

Hablando del Kindle Unlimited, asunto que se presenta como otra “ventaja”, desde mi punto de vista en vez de ser una ventaja es una agresión en contra de los autores. En primer lugar, los lectores le pagan a Amazon una cantidad mensual por el derecho a leer cualquier cantidad de libros que a ellos se les pegue la gana, lo cual significa que pueden descargar el libro en cuestión, de manera ilegal quitarle el DRM y distribuirlo por donde quieran, es decir esto facilita totalmente la piratería, con el agravante de que en la versión anterior quien piratea tiene que pagar el dinero que cueste la novela y en este plan ya no tiene que pagar ni un peso. En segundo lugar, se supone que al autor le corresponde cierto porcentaje según la cantidad de gente que descargue el libro o que lo lea o lo que sea, asunto que realmente nunca nos ha quedado claro a los autores, no se nos ha explicado en detalle cómo funciona, no sabemos si realmente las cifras que ellos presentan son las reales y no sabemos si se nos están pagando la regalía de manera correcta. Lo que sí hemos podido notar los autores que tuvimos el mal tino de meter nuestros libros en el Kindle Unlimited es que las regalías de esta manera bajan muchísimo con respecto a las regalías normales de un libro. Otro asunto que favorece las ganancias de Amazon y reduce las de los autores.

Por último, quiero hablar sobre el dichoso concurso que ha realizado Amazon en varias ocasiones para “lanzar al estrellato” a quien se lo merezca por su talento. Por un lado, no parece muy adecuado que una plataforma que le ha apostado al asunto de la autopublicación, siga fomentando la idea de que lo mejor es estar en una editorial, por lo cual al ganador del concurso, se le va a “premiar” sacándolo del estigma, del dolor y de la pena de ser un “pobre y triste” autopublicado para convertirlo en “alguien importante”, alguien que “valga la pena”. Es completamente incoherente con la filosofía que apoya la autoedición. Por otro lado, Ustedes ya saben lo que pienso de los concursos, de cómo funcionan, pues lo hice notar en otro post. El concurso de Amazon funciona de la misma manera. Aquí no gana el que tiene más talento, sino el que tiene más barra, el que hace mejor publicidad, y que convence a los fans, el que tiene mejores relaciones y hasta el que tiene mejores palancas. Nuevamente se favorece a Amazon como empresa y se desvirtúan los derechos del que ha decidido ser autopublicado porque así lo ha querido.

Es interesante ver como todo aquello que Amazon nos ha vendido como ventajas, ventajas y más ventajas sobre la publicación con ellos, en realidad esconde un fondo en el que todas aquellas “ventajas” son exclusivas para los dueños de la empresa y no para los autores. Desafortunadamente, uno no puede evitar estar ahí, como dije al comienzo de este artículo, Amazon es la tienda más grande y hay que vender ahí, hay que estar ahí, cada quien determina el precio que tiene que pagar por tener que publicar en la plataforma de su enemigo.



lunes, 6 de marzo de 2017

Smashwords IV: Asignar ISBN



Como les conté antes, para publicar en catálogo premium de Smashwords es necesario que el libro tenga un ISBN de ebook (debe ser de ebook, porque de libro impreso no sirve). Esta plataforma puede asignar el ISBN de manera completamente gratuita.

Aquí les muestro cómo se hace.



sábado, 25 de febrero de 2017

Entre editores y lectores…



Como sea al autor está en medio y en la mayoría de los casos con las manos atadas. Hablar de “la piedra y el coyol” en mi país es hablar de dos cosas igual de duras y que ninguna cede, es una referencia al choque entre dos personas igual de testarudas encaprichadas en determinada cosa y sin ánimos de ofender a alguien he hecho estas comparaciones debido a algunos casos que se han dado en este mundo de letras. Se supone que “autores, editores y lectores” debieran ser un trío perfecto y en el caso de los auto-publicados que no tienen editor entonces los primeros y los últimos deberían ser la pareja perfecta pero muchas veces tampoco se da el caso sin que haya un fanatismo de por medio. Leía un artículo en el blog de una amiga en donde se hablaba sobre no sé quién que se dedica a “machacar” las historias que no están del todo publicadas, en concreto a las bilogías o trilogías, historias que dicha persona compra en amazon y luego va a ponerle una estrella quejándose porque no son historias únicas, ese es todo el mal, luego hay otro caso sobre editoriales que ya no van a traducir libros por la falta de apoyo de los lectores y las quejas se mezclan por todos lados, ok vamos por partes y pongámonos en ambos zapatos.
En el caso del primero es cierto que molesta leer historias inconclusas pero no se trata de jugar con el lector como ellos lo creen (conste que estoy hablando como lectora) sé que molesta esperar meses para leer una continuación pero, ¿nos ponemos en el lugar del escritor? El que se tenga a veces tiempo completo no significa que la persona se va a pasar las 24/7 sólo escribiendo, ¡se volvería loco! ¿Dónde queda el tiempo para la familia, para una salida, para ir al supermercado, para asear la casa, para ir al baño, y todo lo que implica ser un humano de verdad? Si bien hay una organización, un tiempo para escribir, un tiempo para leer, uno para editar, uno para investigar y otro para intentar publicitarse en la redes tampoco somos robots para hacerlo todo programado y mecánicamente, ¿y qué pasa una vez que se publica con muchos sacrificios? ¿Dónde está el compromiso del lector en ese momento? ¿Creen que es justo sólo dar y dar sin recibir al menos una gratificación a cambio? Como escritores también tenemos una táctica para probar a los lectores por si acaso no te has dado cuenta, publicamos un primer libro y esperamos ver la reacción y aceptación del mismo, ¿entonces quien entra en escena? ¿Quién tiene un compromiso ahora? Pues obvio que el lector ¿y si este no cumple su parte? ¿Tiene el escritor obligación con alguien desobligado? La respuesta sería no, de ustedes mismos depende que las bilogías y trilogías o todos los libros de una serie sean publicados a la brevedad, tanto la ayuda como el beneficio es mutuo. Apoyen, comenten, califiquen y recomienden las lecturas de esa manera tanto autor como editorial verán su interés y van a responderles e igualmente el auto-publicado hará lo mismo, si no recibe apoyo, el apoyo que TÚ debes darle entonces no esperes que responda, lo hará en su tiempo y a su ritmo y hasta puede ser que lo haga sólo con libros impresos siendo él el dueño de sus obras porque tu negativa tampoco hará que deje de escribir y encaprichadas ambas partes no se llegará a nada. Entre autores y lectores se pueden hacer acuerdos y ser esa ayuda mutua, nada cuesta y ambos bandos ganan pero no te pongas a criticar y a hacer una revolución de la nada y menos si eres especialmente de esos que están en la sombra sin decir ni pío, no eres ejemplo para reclamar nada. Es increíble ver redes de autores en donde tiene miles de “seguidores” pero sólo unos cuantos dicen algo, es increíble ver “miles” de supuestos “fans” y cuando se necesita de ayuda ni siquiera 200 dicen presente, ¿qué clase de gente es esta? ¿Creen que el autor no se decepciona? ¿Y la editorial detrás en el caso? En estas últimas quiero llegar al segundo caso. Como lectora me pongo a leer unos libros que llamaron mi atención (y no estoy hablando de CDHYF) sino de otra serie, supe que era serie y que la lengua original de los libros está en inglés, ok no pasa nada pero creí que así también TODOS los libros de igual manera estaban en español, no tengo problemas con leer en inglés pero vamos ¿qué pasa que la editorial no traduce el resto de los libros? Si se metió al compromiso de traducir su obligación es hacerlo con todos independientemente, si luego no quiere volver a tratar con los libros del autor ese es su problema pero que no dejen a los lectores del castellano colgados con los libros a medias, eso si molesta mucho. ¿Qué clase de seriedad tiene esta editorial? ¿Cómo es un negocio pueden burlar a los lectores y de paso al mismo autor que dicen representar? De verdad que están en la mirilla y no reparan para que se añadan a una lista negra con esas actitudes. El caso es que como lectora me decepciona y ahora veré como sigo con la lectura en inglés porque no me puedo quedar así, ya tengo para no volver a repetir una experiencia así y fijarme bien antes de iniciar una lectura pero no por eso voy a ir a ponerle una estrella al libro que nada tiene que ver y cuya lectura me gustó, si mi problema es con la editorial que no termina de traducir.
Ustedes dirán ¿pero bueno Itxa Bustillo eres ejemplo para decir todo esto? Pues bien señores, si creo ser ejemplo, sé que tengo series y saga, para nadie fue secreto porque lo dije desde antes de publicar por si alguien dice tontamente que no sabía, yo si tengo claro cuántos libros puede abarcar una historia y no engaño a quienes me leen, aún me falta concluir la serie y la saga pero el problema es que yo publico a mi propio ritmo y eso gracias a que nadie me presiona a hacerlo más deprisa, ¿con quién tengo yo un compromiso? ¿Con fantasmas? Pues ni que fuera Ian o Eloísa para ponerme a tratar con entes sobrenaturales, ¿se dan cuenta que como lectores ustedes solitos dan tantos brincos estando el suelo tan plano? De como ustedes respondan así mismo lo hará el autor y también la editorial, este es el secreto, no he visto a ciencia cierta los comentarios de los libros que leí, yo no me baso en eso, ese tema es otro porque un libro lleno de 5 estrellas creo que es la peor mentira por parte de la opinión de fans, simplemente me sentí atraída por la trama y comencé a leer pero el caso es que parece ser que no ha tenido la aceptación que la editorial esperaba y de allí a decidir ya no traducir el resto. Como dije el auto-publicado puede castigar también y limitarse a los libros impresos pero jamás va dejar a medias sus series, ¿han entendido la reflexión de este artículo? Ayudémonos mutuamente, autor apoya a otros autores y lectores apoyen al escritor difundiendo la obra, si lees comenta, califica, comparte, recomienda y si puedes reseña, esa es la obligación de un buen lector y tanto el autor como la editorial harán lo suyo también, ayuda así mismo a los auto-publicados que aunque no tengan editorial por este motivo necesitan más ayuda, ¿estás de acuerdo? Haciendo tu parte como buen vecino ayudas a ver bien todo el vecindario y por ende a vivir mejor, ¿no te halagaría que tu nombre figurara entre los agradecimientos de un autor? ¿No te gustaría recibir sus libros como regalo sin que haya un sorteo de por medio? Siembra para cosechar así como el autor lo hace al compartir sus obras, él siembra para ver crecer esa semilla y ver sus frutos, colaborando todos haremos del mundo de las letras algo mejor. Con caprichos no se logra nada pero llegando a un acuerdo sí, ¿podemos hacerlo?



Propiedad Intelectual

Todo el contenido del blog está protegido por derechos de propiedad intelectual. Queda rigurosamente prohibida la reproducción parcial o total por cualquier medio o procedimiento, sin la autorización escrita y legal de los titulares del Copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes. Cada autora es dueña y responsable de sus publicaciones y podrá emprender las acciones pertinentes si ve vulnerados sus derechos.

Lo último en los blogs de nuestras irreverentes